La encuesta

      Esta herramienta es la más utilizada en la investigación. A su vez, ésta herramienta utiliza los cuestionarios como medio principal para allegarse información. De esta manera, las encuestas pueden realizarse para que el sujeto encuestado plasme por sí mismo las respuestas en el papel.

  Es importantísimo que el investigador sólo proporcione la información indispensable, la mínima para que sean comprendidas las preguntas. Más información, o información innecesaria, puede derivar en respuestas no veraces.

De igual manera, al diseñar la encuesta y elaborar el cuestionario hay que tomar en cuenta los recursos (tanto humanos como materiales) de los que se disponen, tanto para la recopilación como para la lectura de la información, para así lograr un diseño funcionalmente eficaz.   Según M. García Ferrando, "prácticamente todo fenómeno social puede ser estudiado a través de las encuestas", y podemos considerar las siguientes cuatro razones para sustentar ésto:

  1. Las encuestas son una de las escasas técnicas de que se dispone para el estudio de las actitudes, valores, creencias y motivos.
  2. Las técnicas de encuesta se adaptan a todo tipo de información y a cualquier población.
  3. Las encuestas permiten recuperar información sobre sucesos acontecidos a los entrevistados.
  4. Las encuestas permiten estandarizar los datos para un análisis posterior, obteniendo gran cantidad de datos a un precio bajo y en un período de tiempo corto.

Según Cadoche y sus colaboradores, las encuestas se pueden clasificar atendiendo al ámbito que abarcan, a la forma de obtener los datos y al contenido, de la siguiente manera:

 

  • Encuestas exhaustivas y parciales: Se denomina exhaustiva cuando abarca a todas las unidades estadísticas que componen el colectivo, universo, población o conjunto estudiado. Cuando una encuesta no es exhaustiva, se denomina parcial.
  • Encuestas directas e indirectas: Una encuesta es directa cuando la unidad estadística se observa a través de la investigación propuesta registrándose en el cuestionario. Será indirecta cuando los datos obtenidos no corresponden al objetivo principal de la encuesta pretendiendo averiguar algo distinto o bien son deducidos de los resultados de anteriores investigaciones estadísticas.
  • Encuestas sobre hechos y encuestas de opinión: Las encuestas de opinióntienen por objetivo averiguar lo que el público  en general piensa acerca de una determinada materia o lo que considera debe hacerse en una circunstancia concreta. Se realizan con un procedimiento de muestreo y son aplicadas a una parte de la población ya que una de sus ventajas es la enorme rapidez con que se obtienen sus resultados.
    No obstante, las encuestas de opinión no indican necesariamente lo que el público piensa del tema, sino lo que pensaría si le planteásemos una pregunta a ese respecto, ya que hay personas que no tienen una opinión formada sobre lo que se les pregunta y contestan con lo que dicen los periódicos y las revistas.
    A veces las personas encuestadas tienen más de una respuesta a una misma pregunta dependiendo del marco en que se le haga la encuesta y por consecuencia las respuestas que se dan no tienen por qué ser sinceras.
    Las encuestas sobre hechos se realizan sobre acontecimientos ya ocurridos, hechos materiales.

Los cuestionarios pueden ser:

  • Cuestionario individual: Es el que el encuestado contesta de forma individual por escrito y sin que intervenga para nada el encuestador.
  • Cuestionario-lista: El cuestionario es preguntado al encuestado en una entrevista por uno de los especialistas de la investigación.

Como los cuestionarios están formados por preguntas, consideremos las características que deben reunir, pues deben excluyentes y exhaustivas, lo que se refiere a que una pregunta no produzca dos respuestas y, simultáneamente, tenga respuesta. (A cada pregunta le corresponde una y sólo una respuesta.)

Por otro lado, una manera de clasificar a las preguntas es por la forma de su respuesta:

  • Preguntas cerradas: que consiste en proporcionar al sujeto observado una serie de opciones para que escoja una como respuesta. Tienen la ventaja de que pueden ser procesadas más fácilmente y su codificación se facilita; pero también tienen la desventaja de que si están mal diseñadas las opciones, el sujeto encuestado no encontrará la opción que él desearía y la información se viciaría. Una forma de evitar ésto es realizar primero un estudio piloto y así obtener las posibles opciones para las respuestas de una manera más confiable.
    También se consideran cerradas las preguntas que contienen una lista de preferencias u ordenación de opciones, que consiste en proporcionar una lista de opciones al encuestado y éste las ordeanará de acuerdo a sus interes, gustos, etcétera.
  • Preguntas abiertas: que consisten en dejar totalmente libre al sujeto observado para expresarse, según convenga. Tiene la ventaja de proporcionar una mayor riqueza en las respuestas; mas, por lo mismo, puede llegar a complicar el proceso de tratamiento y codificación de la información. Una posible manera de manipular las preguntas abiertas es llevando a cabo un proceso de categorización, el cual consiste en estudiar el total de respuestas abiertas obtenidas y clasificarlas en categorías de tal forma que respuestas semejantes entre sí queden en la misma categoría.

Es importante mencionar que es el objetivo de la investigación la que determina el tipo de preguntas a utilizar.

Según Cadoche y sus colaboradores, las preguntas pueden ser clasificadas de acuerdo a su contenido:

  • Preguntas de identificación: edad, sexo, profesión, nacionalidad, etcétera.
  • Preguntas de hecho: referidas a acontecimientos concretos. Por ejemplo: ¿terminó la educación básica?
  • Preguntas de acción: referidas a actividades de los encuestados. Por ejemplo: ¿ha tomado algún curso de capacitación?
  • Preguntas de información: para conocer los conocimientos del encuestado. Por ejemplo: ¿sabe qué es un hipertexto?
  • Preguntas de intención: para conocer la intención del encuestado. Por ejemplo: ¿utilizará algún programa de computación para su próxima clase?
  • Preguntas de opinión: para conocer la opinión del encuestado. Por ejemplo: ¿qué carrera cursarás después del bachillerato?

Otra clasificación propuesta es según la función que las preguntas desarrollen dentro del cuestionario. De esta manera tenemos:

  • Preguntas filtro: son aquéllas que se realizan previamente a otras para eliminar a los que no les afecte. Por ejemplo: ¿Tiene usted coche? ¿Piensa comprarse uno?
  • Preguntas trampa o de control: son las que su utilizan para descubrir la intención con que se responde. Para ello se incluyen preguntas en diversos puntos del cuestionario que parecen independientes entre sí, pero en realidad buscan determinar la intencionalidad del encuestado al forzarlo a que las conteste coherentemente (ambas y por separado) en el caso de que sea honesto, pues de lo contrario «caería» en contradicciones.
  • Preguntas de introducción o rompehielos: utilizadas para comenzar el cuestionario o para enlazar un tema con otro.
  • Preguntas muelle, colchón o amortiguadoras: son preguntas sobre temas peligrosos o inconvenientes, formuladas suavemente.
  • Preguntas en batería: conjunto de preguntas encadenadas unas con otras complementándose.
  • Preguntas embudo: se empieza por cuestiones generales hasta llegar a los puntos más esenciales.

Para la realización de un cuestionario eficaz y útil, Cadoche y su equipo proponen 17 reglas fundamentales para su elaboración:

  1. Las preguntas han de ser pocas (no más de 30).
  2. Las preguntas preferentemente cerradas y numéricas.
  3. Redactar las preguntas con lenguaje sencillo.
  4. Formular las preguntas de forma concreta y precisa.
  5. Evitar utilizar palabras abstractas y ambiguas.
  6. Formular las preguntas de forma neutral.
  7. En las preguntas abiertas no dar ninguna opción alternativa.
  8. No hacer preguntas que obliguen a esfuerzos de memoria.
  9. No hacer preguntas que obliguen a consultar archivos.
  10. No hacer preguntas que obliguen a cálculos numéricos complicados.
  11. No hacer preguntas indiscretas.
  12. Redactar las preguntas de forma personal y directa.
  13. Redactar las preguntas para que se contesten de forma directa e inequívoca.
  14. Que no levanten prejuicios en los encuestados.
  15. Redactar las preguntas limitadas a una sola idea o referencia.
  16. Evitar preguntas condicionantes que conlleven una carga emocional grande.
  17. Evitar estimular una respuesta condicionada. Es el caso de preguntas que presentan varias respuestas alternativas y una de ellas va unida a un objetivo tan altruista que difícilmente puede uno negarse.

Asimismo, hay que considerar que no todas las preguntas, o todas las formulaciones, posibles son aquellas que se pueden utilizar. Consideremos las siguientes algunos ejemplos de las preguntas que no deben hacerse:

  • Preguntas de intelectuales: Por ejemplo: ¿Qué aspectos particulares del actual debate positivista-interpretativo le gustaría ver reflejados en un curso de psicología del desarrollo dirigido a una audiencia de maestros?
  • Preguntas complejas: Por ejemplo: ¿Cuando prepara sus clase prefiere consultar un libro determinado incorporando la terminología que este propone o escoge varios libros de los que extrae un poco de cada uno pero que explica con sus propias palabras para hacerlos más accesibles a sus alumnos y no confudirlos?
  • Preguntas o instrucciones irritantes: Por ejemplo: ¿Ha asistido alguna vez en tiempo de servicio a un curso de cualquier clase durante su carrera entera de maestro?. Si tiene mas de 40 años y nunca ha asistido a un curso, ponga una marca en la casilla rotulada  NUNCA y otra en la casilla rotulada VIEJO.
  • Preguntas que emplean negaciones: Por ejemplo: ¿Cuál es su sincera opinión sobre que ningún maestro debería dejar de realizar cursos de perfeccionamiento durante su ejercicio profesional?
  • Preguntas demasiado abiertas: Por ejemplo: Use las pág. 5,6 y 7 respectivamente para responder a cada una de las cuestiones a cerca de sus actitudes respecto a los cursos de perfeccionamiento en general y a sus opiniones a cerca de su valor en la vida profesional del maestro.

   Con todo lo anterior nos podemos imaginar la importancia del planteamiento y la elaboración del cuesitonario, pues de la forma en que este instrumento se elabore y se redacte dependerán los resultados. Una encuesta no puede obtener buenos resultados con un mal cuestionario, pues si el cuestionario es oscuro, ambiguo o impreciso, los resultados jamás podrán ser menos oscuros, ambiguos o imprecisos, sino al contario: se acentuarán estas deficiencias.

Castañeda Jiménez propone tomar en cuenta lo siguiente:

En la elaboración o construcción del instrumento:

  • Hay que determinar los reactivos de acuerdo a lo que se necesita observar.
  • Hay que determinar el orden de los reactivos de acuerdo a los aspectos que se mencionan más adelante.
  • Se debe tener cuidado en la formulación de los reactivos. Una formulación incorrecta o diferente puede dar lugar a interpretaciones diferentes por parte del entrevistado a las que el observador desea.

Respecto al orden de los reactivos:

  • Es conveniente situar los reactivos que sean más difíciles de ser contestado honestamente al final, de esta manera no se desanimará de antemano el entrevistado.
  • Otra opción es repetir dos o tres reactivos que posean la misma información pero con diferente redacción. Estos reactivos de control permitirán detectar cuándo el entrevistado está contestando honestamente.

Respecto a la redacción de los reactivos:

  • La redacción, y el vocabulario, debe estar acorde a la persona observada, tomando en cuenta su edad, nivel cultural, nivel escolar, nivel socio-económico, etcétera.
  • Cada reactivo debe contener una y sólo una pregunta.
  • En la redacción de la pregunta no debe estar sugerida alguna de las respuestas.
  • Tampoco conviene apoyarse o mencionar opiniones o sugerencias ya existentes, como son posiciones de instituciones, de personas, etcétera.

De manera muy similar, Cadoche y sus colegas proponen una guía para preparar un cuestionario:

Decisiones sobre el contenido de las preguntas:

  1. ¿Es necesaria la pregunta? ¿Será útil?
  2. ¿Se necesitan varias preguntas sobre esta cuestión?
  3. ¿Cuentan los informantes con los datos necesarios para contestar la pregunta?
  4. ¿Necesita la pregunta ser más concreta, específica e íntimamente ligada con la  experiencia personal del informante?
  5. ¿Es el contenido de la pregunta lo suficientemente general y está libre de  concreciones y especificidades falsas?
  6. ¿Expresan las preguntas actitudes generales y son tan específicas como suenan?
  7. ¿Está el contenido de la pregunta polarizado o cargado en una dirección sin preguntas acompañantes que equilibren el énfasis?
  8. ¿Darán los informantes la información que se les pide?

 Decisiones sobre la redacción de las preguntas:

  1. ¿Se puede malinterpretar la pregunta?¿Contiene fraseología difícil o poco clara?
  2. ¿Expresa la pregunta adecuadamente la alternativa con respecto al punto?}
  3. ¿Es engañosa la pregunta por culpa de asunciones no establecidas o de implicaciones que no se ven?
  4. ¿Está polarizada la redacción?¿Está cargada emocionalmente o inclinada hacia un tipo particular de contestación?
  5. ¿Puede ser objetable por el informante la redacción de la pregunta?
  6. ¿Produciría mejores resultados una redacción mas personalizada de la pregunta?
  7. ¿Puede preguntarse mejor la cuestión, de manera más directa o más indirecta?

Decisiones sobre la forma de respuesta de la pregunta:

  1. ¿Puede contestarse mejor la pregunta con un impreso que exija la contestación por una marca (o contestación corta de una o dos palabras, o un número), de respuesta libre o por una marca con contestación ampliatoria?
  2. Si se usa la contestación por una marca, ¿cuál es el mejor tipo de cuestión: dicotómica, de elección múltiple, o de escala?
  3. Si se usa una lista de comprobación,¿cubre adecuadamente todas las alternativas significativas sin solaparse  y en un orden definible? ¿Es de una longitud razonable? ¿Es la redacción de los ítems imparcial y equilibrada?
  4. ¿Es fácil, definida, uniforme y adecuada para la finalidad, la forma de respuesta?

Decisiones sobre la ubicación de la pregunta en la secuencia:

  1. ¿Puede verse influida por el contenido de las cuestiones precedentes la contestación a la pregunta?
  2. ¿Está dirigida la pregunta en una forma natural? ¿Está en correcto orden psicológico?
  3. ¿Aparece la pregunta demasiado pronto o demasiado tarde desde el punto de vista de despertar interés y recibir la atención suficiente?

 

Tipos de cuestionarios.

  1. entrevista personal hacen uso de encuestadores.
  2. por correo, o envío por correo de un cuestionario, es más barata, pero tienen el inconveniente de un índice de respuesta no elevado, por lo que hay que hacer sucesivas oleadas, lo que puede hacer que nuestra muestra no sea representativa.
  3. Cuestionarios telefónicos no controlamos a la persona que responde, son baratas.
  4. Cuestionarios auto-adictos se realizan a una población cautiva.

 Tipos de preguntas:

a) Según la contestación que admitan:

Encuesta abiertas (preguntas que sólo formulan las pregunta, sin establecer categorías de respuesta) Se deben utilizar muy poco en las encuestas porque después de la encuesta hay que cerrarlas y luego estandarizarlas.

Encuesta Cerradas: Dicotónicas (establecen sólo 2 alternativas de respuesta, "Si o No" y a veces Ns/Nc) Se deben utilizar sólo para temas muy bien definidos que admiten estas 2 alternativas como respuesta.

Encuesta Categorizadas: (además de la pregunta, establecen las categorías de respuesta) a su vez se subdividen en:

  • De respuesta espontánea el encuestador no debe leerle la respuesta al encuestado.
  • De respuesta sugerida el entrevistador lee las preguntas al encuestado.
  • De valoración el entrevistador lee una escala de intensidad creciente o decreciente de categorías de respuesta.

Según su función en el cuestionario:

Filtro se utilizan mucho en los cuestionarios para eliminar aquellas personas que no les afecten determinadas preguntas, es decir que marcan la realización o no de preguntas posteriores.

Batería todas las preguntas tratan sobre un mismo tema y que siempre deben ir juntas en el cuestionario en forma de batería, empezando por las + sencillas y luego las + complejas. Esto se denomina "embudo de preguntas".

De controla se utilizan para comprobar la veracidad de las respuestas de los encuestados y normalmente lo que se hace en estos casos es colocar la misma pregunta pero redactada de forma distinta en lugares separados una de la otra.

Amortiguadoras: Se refieren a que cuando estamos preguntando temas escabrosos o pensamos que serán reticentes a contestar, hay que preguntar suavizando la pregunta y no preguntar de modo brusco y directo.

Según su contenido:

v  Identificación sitúan las condiciones en la estructura social. Ej. Edad, sexo, profesión.

v  Acción tratan sobre las acciones de los entrevistados. Ej. ¿Va al cine? ¿fuma?

v  Intención indagan sobre las intenciones de los encuestados. Ej. ¿Va a votar?

v  Opinión tratan sobre la opinión encuestados sobre determinados temas. Ej. ¿Qué piensa sobre...?

v  Información analizan el grado de conocimiento de los encuestados sobre determinados temas.

v  Motivos tratan de saber el porqué de determinadas opiniones o actos.

Reglas para la formulación de preguntas:

a)      No deben ser excesivamente largo, porque en cuestionarios largos (+100 preguntas) disminuye el % de respuestas.

b)      Tiene que ser sencillas y redactadas de tal forma que puedan comprenderse con facilidad (no utilizar términos técnicos).

c)      No deben incorporar términos morales (juicios de valor).

d)      Nunca sugerir la respuesta, incitando a contestar más en un sentido que en otra.

e)      Todas deben referirse a 1 sola idea.

f)       Todas las que estén dentro de un mismo tema deben ir juntas en el cuestionario en forma de batería.

g)   No juntar preguntas cuya contestación a 1 de ellas influya sobre la contestación del otro, denominado efecto "halo".

sesion17-02-encuesta.jpg

Recomendaciones o Deformaciones al crear un cuestionario.

1)      Deformación conservadora las personas tienen más tendencia a contestar "si" que a contestar "no". Una pregunta recibe + % de adhesiones cuando está formulada para contestar "si" que cuando está formulada para contestar "no".

2)      Influjo predisponente de ciertas palabras hay ciertas palabras con una gran carga ideológica.

3)      Evitar referencias a ciertas personalidades públicas.

Organización y preparación del cuestionario.

Fases para hacer una entrevista:

v  Formular hipótesis.

v  Establecer las variables intermedias (dimensiones que queramos analizar)

v  Operacionalizar las variables intermedias, dando lugar a las preguntas que serían los indicadores.

Construcción:

  1. Introducción (quien nos encargó el estudio, el carácter anónimo de las respuestas, etc.)
  2. Preguntas:

v  Preguntas de identificación (sexo, edad,...)

v  Preguntas sencillas para introducir las más complejas y terminar con sencillas.

v  Facilitar la transición de un tema a otro en el cuestionario y se debe escribir en éste.

v  Evitar muchas preguntas abiertas.

v  Elaborar o decidir sobre los aspectos formales.

v  Preparar determinados elementos decisorios (carta de presentación de los encuestadores)
e) Formar a los encuestadores y elaborar una guía de instrucciones para realizar el cuestionario.

v  Hacer un PRETEST (prueba del cuestionario antes de su lanzamiento definitivo) tiene por objeto ver si se entienden las preguntas, si hay problemas en la redacción,... y siempre tiene que hacerse. 

|

Comentarios

Escribe un comentario

¿Quieres usar tu foto? - Inicia tu sesión o Regístrate gratis »
Comentarios de este artículo en RSS

Comentarios recientes

Cerrar